http://www.stockimagesphoto.com
http://www.andaluciafotos.com

Turismo de Cantabria > Noticias > Alojamientos > Restaurantes > Información > Viajes > Ocio > Fiestas

La recreación de la reconquista de Laredo permitirá descubrir el día a día de las tropas durante la Guerra de la Independencia

Redacción | 07-05-2014 | Compartir  facebook  twitter   enviar a un amigo

La recreación del bicentenario de la Toma del Rastrillar que vivirá Laredo del viernes 9 al domingo 11 de mayo, permitirá conocer el día a día de los ejércitos español y anglo-portugués, por un lado, e imperial francés por otro, que libraron encarnizados combates durante la Guerra de la Independencia.

Una puesta en escena que, además de permitir visitas al campamento militar de ambos bandos, incluirá fuego cruzado con salvas de pólvora negra entre tropas con mosquetes de avancarga, ataques a bayoneta calada y cañonazos de artillería. Las maniobras bélicas estarán protagonizadas por más de un centenar de recreadores, pertenecientes a una quincena de agrupaciones llegadas de todos los puntos de España, especializadas en este tipo de simulaciones, así como por un destacamento procedente de Francia.

"Queremos que laredanos y visitantes se lleguen a hacer una idea del esfuerzo que costó devolver la libertad a nuestra villa", ha explicado Laura Recio, concejal de Turismo y Festejos, parapetada tras algunas barricadas diseñadas y construidas por el trabajador municipal Blas Camino en el Taller Moowan. Estos elementos, que quedarán repartidos por distintos puntos de la Puebla Vieja, servirán para conferir el mayor realismo posible al dificultoso avance de unas tropas que doscientos años atrás afrontaron una ofensiva "a la desesperada", con el objetivo de desalojar a los invasores en las postrimerías de la Guerra de la Independencia.

La representación permitirá rescatar un capítulo trascendental en la historia laredana y poner en valor enclaves tan atractivos como las fortificaciones asentadas en La Atalaya. De igual forma, hará las delicias de los entusiastas de este tipo de acontecimientos, en los que se cuidan todos los detalles por mínimos que parezcan.

Conferencias, visitas guiadas y un Mercado Napoleónico contribuirán a ambientar históricamente el episodio. Sin duda, los momentos más vistosos llegarán al contemplar la marcialidad de las distintas unidades tanto a la hora de desfilar como en el instante de acometer o repeler los ataques del enemigo. El sábado por la tarde la acción se centrará en el entorno de la plaza del Mercado, plaza de la Constitución, Puebla Vieja y calle Menéndez Pelayo. El domingo, el área de lucha se trasladará al Rastrillar, aunque habrá desfiles previos junto a la estatua de Diego del Barco, al pie del viejo Mercado. Los combates podrán seguirse tanto en la propia Atalaya como desde la calle del Paseo, como alternativa para quienes tengan problemas de movilidad y declinen acceder al privilegiado mirador pejino.

Curiosidades

La infantería adoptará la habitual forma de lucha en línea. Una disposición obligada por la imprecisión de aquellos mosquetes de ánima lisa, o lo que es lo mismo, sin cañones estriados, lo que se traducía en balas de imprevisible trayectoria. Sólo agrupando fuegos se conseguía garantizar la eficacia de los disparos.

Las curiosidades también asomarán en el campamento militar, que quedará instalado sobre la Alameda Miramar y que podrá visitarse de manera organizada durante la mañana del sábado. Allí podrá contemplarse la fabricación de cartuchos de pólvora, se simulará la instrucción militar, y se asistirá a los trabajos de limpieza y mantenimiento del armamento. Incluso se instalará una pequeña fragua para ilustrar la necesidad de ser autosuficientes en plena contienda. El contenido de las mochilas que acarreaban los soldados y la composición de sus dietas de subsistencia serán otros secretos que quedarán expuestos a ojos de entendidos y profanos. Las curiosidades se extenderán hasta el instrumental de un cirujano de campaña que comparecerá para certificar que en aquel entonces imperaba más el voluntarismo que el acierto a la hora de asistir a los heridos. Así ocurrió con el joven brigadier coruñés Diego del Barco, que resultó malherido en el inicio del ataque y cuya figura se quiere rescatar del olvido al cumplirse dos siglos de su heroica muerte. Alicientes más que de sobra para programar una escapada a Laredo durante el próximo fin de semana al encuentro con la Historia.

© Visita Cantabria 2018
19 de diciembre de 2018

Noticias de Cantabria :: Turismo de Cantabria :: Alojamientos en Cantabria :: Fiestas de Cantabria :: Playas de Cantabria :: Restaurantes en Cantabria :: Gastonomía de Cantabria
Rutas por Cantabria :: Turismo Rural en Cantabria Turismo de Santander :: Noticias de Santander :: Ocio en Santander :: Alojamientos en Santander
Restaurantes en Santander :: Playas de Santander :: Fiestas de Santander

6