http://www.stockimagesphoto.com
http://www.andaluciafotos.com

Turismo de Cantabria > Noticias > Alojamientos > Restaurantes > Información > Viajes > Ocio > Fiestas

Ejemplar restauración de los libros de Actas de Laredo de 1695 a 1802

Redacción | 08-07-2013 | Compartir  facebook  twitter   enviar a un amigo

Cientos de páginas con documentación inédita sobre la vida municipal de Laredo durante el siglo XVII en Laredo. Este tesoro ha salido a la luz tras seis meses de ejemplar restauración de los ocho libros de actas sobre el periodo 1695-1802 cuyo feliz hallazgo fue anunciado el pasado mes de marzo.

Aquellos ejemplares cuyo estado de conservación convertía en temerario cualquier intento por desentrañar su secreto, son ahora toda una tentación para los especialistas. Desprovistos de la humedad y la suciedad sobrevenidas con los siglos, kilómetros de líneas han vuelto a recuperar su brillo original para ayudar a conocer una etapa trascendental en el devenir de la villa pejina.

"Como un niño con zapatos nuevos". De esta manera tan gráfica se sentía el director del Archivo Municipal, Baldomero Brígido, con los ocho volúmenes de vuelta a la casa consistorial. A su lado, el alcalde, de Laredo, Ángel Vega, y varios miembros de la Corporación Municipal, compartían su emoción mientras leían párrafos sueltos de unos libros convertidos en objeto de culto.

El azar quiso que tan valiosas fuentes documentales quedasen al margen del lote cedido en depósito en 1940 a la Diputación Provincial. En dicha entrega estaba contenida toda la documentación correspondiente al Archivo Histórico de la Villa, del Corregimiento, y de la Cofradía de Navegantes y Mareantes de San Martín. Faltaban estos tomos, que quedaron celosamente guardados en unas dependencias del ático del antiguo Ayuntamiento, en la parte donde estaba el reloj. Cuando hace unos años se acometió la reforma de la vieja casa consistorial, se hallaron una serie de libros en mal estado que operarios municipales metieron directamente en unas cajas, antes de trasladarlas al viejo Mercado. El propio Baldomero Brígido dio allí con ellos y convenció al alcalde de la necesidad de restaurar unos documentos de incalculable valor.

Todos los presentes se deshacían en elogios hacia el artesanal quehacer del santanderino Ángel Gómez. Uno de los pocos especialistas que en España se dedican profesionalmente a la Restauración de Libros. Sus explicaciones sobre el proceso seguido para devolver el aspecto original a los Libros de Actas tienen la virtud de convertir su ocupación en un acontecimiento en sí mismo. Un metódico trabajo, del que ha quedado un informe con más de 1500 imágenes, que se inicia con la recepción de los volúmenes, y la anotación minuciosa de todo lo que el libro "cuenta" de sí mismo a su galeno. Éste anota los datos relativos al tipo de costura, los hilos empleados en su cosido, y el estilo de encuadernación.

El siguiente paso llega con el desmontaje, por separado, tanto del libro como de la encuadernación. Ésta última se limpia y se hidrata y se completa con un nuevo pergamino, sobre el que se monta el original, que acabará abrazando de nuevo al volumen.

Lavado hoja a hoja

En cuanto al cuerpo del libro, se va desmontando hoja a hoja, numerando cada una de ellas, antes de proceder a un tratamiento que, a la vista de los resultados, parece magia en estado puro. La primera parte consiste en repasar con una goma suave todas las hojas para limpiar los restos sólidos que quedan en superficie. Luego llega el lavado, con cada página metida en una funda hecha de telas especiales, donde recibe una ducha de agua y jabón neutro, un aclarado y un estabilizado que permite mantener el PH neutro del papel. Tras 24 horas de secado, se reintegra el soporte a través de injertos con unos papeles japoneses especiales para este menester. Cuando el volumen está reintegrado entero, se lleva a cabo el cosido, reproduciendo la costura original a partir de los datos que fueron tomados inicialmente. Y se remata con la nueva encuadernación, también fiel a la original.

Además de la paciente labor del artesano, una de las claves que explican tan fantástica recuperación de las características originales de los volúmenes, reside en la altísima calidad del papel empleado. A diferencia de los actuales, de origen vegetal, entonces se obtenían de de trapos, o de reutilizaciones de telas, en un proceso en el que se usaban cales, que conferían estabilidad al soporte. Un papel que, una vez lavado e inmunizado, recupera su estabilidad y su canteo, con su sonido característico, que le permitirá durar otros 200 años sin deteriorarse.

Los volúmenes aguardarán ahora a ser transcritos por completo, contribuyendo a aportar luz sobre el día a día en el Laredo del siglo XVIII. Según Baldomero Brígido, "gracias a esta apuesta por recuperar a conciencia estos volúmenes vamos a tener prácticamente completa la secuencia de todos los Libros de Actas, desde finales del s XVII hasta nuestros días, un hito del que debemos estar orgullosos". Tan es así que el propio alcalde, Ángel Vega, anuncia una próxima exhibición de los ejemplares así como una conferencia que aborde el brillante trabajo del restaurador cántabro gracias al que Laredo recuperará pasajes desconocidos de su historia en un siglo trepidante.

© Visita Cantabria 2018
14 de diciembre de 2018

Noticias de Cantabria :: Turismo de Cantabria :: Alojamientos en Cantabria :: Fiestas de Cantabria :: Playas de Cantabria :: Restaurantes en Cantabria :: Gastonomía de Cantabria
Rutas por Cantabria :: Turismo Rural en Cantabria Turismo de Santander :: Noticias de Santander :: Ocio en Santander :: Alojamientos en Santander
Restaurantes en Santander :: Playas de Santander :: Fiestas de Santander

2